En defensa de derechos de los usuarios de la EPS Sanitas, la Superintendencia Nacional de Salud realiza un seguimiento riguroso a la prestación de los servicios de la población afiliada, tras la falla reportada en los sistemas de información y conectividad de la administradora de recursos.

La defensa de los derechos de los usuarios es la mayor preocupación de la Supersalud

Desde que se conoció la contingencia, los usuarios han formulado 10.455 peticiones, quejas y reclamos, 7.442 aún se encuentran en gestión por parte de la entidad promotora de servicios de salud.

Los motivos en los que se concentran las deficiencias en la atención están relacionados con falta de oportunidad en la asignación de citas con médico especialista; no entrega de medicamentos; falta de oportunidad en la asignación de servicios de imagenología de II y II nivel; y falta de oportunidad en la programación de cirugías. Todo lo anterior, asociado a las barreras administrativas relacionados con la deficiencia en el funcionamiento de las plataformas informáticas.

De acuerdo con la reciente información entregada por la EPS en comunicados de prensa, se informó que, con corte al pasado 18 de diciembre, había logrado la evacuación de 83,43% de los trámites administrativos represados, relacionados con la prestación de los servicios.

Así mismo, la EPS reportó que el sistema de información AVICENA (historia clínica) se encontraba funcionando en el 100 por ciento de los centros médicos y unidades de atención primaria; y que el sistema de información administrativo y financiero estaba interoperando con los demás aplicativos, al tiempo que continuaban desarrollando las actividades el plan de recuperación.

“Estamos adelantando un plan de validación de la información diaria entregada por la administradora de recursos, en el marco de esta contingencia. La defensa de los derechos de los usuarios es nuestra mayor preocupación, y seguiremos velando por que se garantice una atención digna y oportuna” señaló el Superintendente Ulahí Beltrán López.

Acciones de la Supersalud

Desde el 28 de noviembre pasado, la Supersalud ordenó la auditoría de verificación de condiciones de habilitación de la EPS, así como al plan de contingencia para garantizar la prestación de los servicios a los afiliados. De acuerdo con las verificaciones realizadas por el equipo auditor, se realizó requerimiento a la entidad, para que manera diaria reportara:

  • Resultados de la implementación del plan de contingencia, indicando el número de atenciones diarias y acumuladas de los servicios con énfasis en la población vulnerable vinculada a los programas de alto costo, y la entrega de medicamentos.
  • Número y porcentaje del avance de evacuación de servicios pendientes de atención efectiva.
  • Número y porcentaje del avance de evacuación trámites administrativos pendientes para la prestación de servicios de salud.
  • Estado de la situación y porcentaje de avance en la normalización de la afectación de los sistemas de información y comunicación de la EPS.
  • Se requirió a la EPS por la garantía de la información a los afiliados respecto a los canales de atención habilitados y las rutas de acceso a los trámites administrativos y servicios de salud.

La Supersalud continuará vigilando el avance del restablecimiento de los servicios a la ciudadanía, la garantía y transparencia en la información y la protección de información de los afiliados sujeta a reserva legal, específicamente en lo que se relaciona con los registros de historia clínica.

compartir:
error2000
fb-share-icon0
Tweet 5

Deja un comentario