La Contraloría General de la República archivó indagación preliminar contra la ESE Santiago de Tunja por contrato para la vinculación y pago de personal médico, especialistas y demás profesionales de la salud para la apertura del nuevo hospital de Tunja.

Un contrato que contemplaba la contratación por cuatro meses. Digamos que, al inicio de la indagación, nosotros explicamos que se encontraba ajustado a la normatividad vigente y ajustado a las tarifas que manejan otros hospitales como Sogamoso, Chiquinquirá e inclusive el San Rafael de Tunja. Hoy la Contraloría General de la República nos da la razón, recluyendo esta indagación preliminar y archivándola de manera definitiva.

Alexander Mesa Romero

Por otro lado, llegaron recursos importantes para aumentar la capacidad instalada en el nuevo Hospital Santiago de Tunja.

Son $633 millones que van a apoyar la apertura de cuidado intermedio en doce camas y la expansión en diez camas del cuidado básico que tenemos actualmente. Asimismo, la apertura y puesta en marcha de la central de esterilización que nos permitiría mejorar las condiciones de atención dentro de la emergencia Covid. Indicó Mesa Romero.

La operatividad del nuevo hospital Santiago de Tunja, ha permitido descongestionar significativamente el Hospital San Rafael.

Al aumentar nuestra capacidad, estaríamos beneficiando no solamente a la población de Tunja sino a doce municipios que componen la subred centro, que rodea nuestro capital y que hoy en este momento, está remitiendo pacientes a San Rafael y a clínicas de tercer nivel que tiene la ciudad. Pacientes que, si son atendidos en nuestro hospital local Santiago de Tunja, permitiría liberar camas y mejorar la atención en la emergencia sanitaria que está entrando en pico como todos lo sabemos.

La ESE Santiago de Tunja ha trabajado de manera articulada con la Secretaría de Salud de Boyacá, para la elaboración de los proyectos presentados al Ministerio de Salud.

Por: CarlosElbuho

compartir:
error2000
fb-share-icon0
Tweet 5

Deja un comentario

es_COSpanish